Arriba l@s de abajo: ¡Nos movemos!

Cuando, allá por el año 2007, tras un período de movilizaciones y lucha vecinal para conseguir el realojo del antiguo barrio de Las Californias y la mejora en las condiciones de vida de sus habitantes, el Centro Social Seco se trasladó de su ubicación original a un local de la calle Arregui y Aruej, nos movimos haciéndonos una promesa: la de volver a aquel primer entorno en el que empezó nuestra historia, hoy convertido en Centro Cultural del barrio.

centro cultural Luis Peidró

Hace tres años empezamos a tocar ese sueño: hicieron falta muchas negociaciones con la administración, alguna Marcha Rosa y lanzar una nueva bengala a la familia secana que, una vez más, se agrupó en torno a la reivindicación de un espacio en el que continuar nuestra actividad, que se veía en peligro bajo la amenaza de un desalojo. La reubicación en una parte del Centro Cultural Luis Peidró nos dejó muy cerca de cumplir esa promesa que nos habíamos hecho. Pero aún nos faltaba un último paso…1

 

Tiene un especial significado para Seco que sea justo en su 25 aniversario cuando, por fin, podamos volver a nuestro espacio original. Finalizando el compromiso que se inició con nuestra llegada al Luis Peidró, la nueva (¡y, esperamos, definitiva!) ubicación del Centro Social Seco es, a partir de ahora, la que conocemos como Corrala: la parte del edificio que ha mantenido la estructura original de la construcción de Las Californias, y que mira a lo que pronto será una plaza con el mismo nombre.aceites-baron-de-velasco-cerro-de-la-plata_1980
Reafirmamos así no sólo nuestro derecho a existir sino, sobre todo, la necesidad de que existamos, como espacio abierto, receptor y altavoz de parte del movimiento del barrio, como lugar de encuentro de personas e ideas, de construcción en común de nuevas realidades y motor de cambio. El reconocimiento al trabajo de la familia secana de ayer, de hoy y de siempre nos da energías para seguir trabajando, porque tenemos mayor  convencimiento que nunca de que la realidad puede ser transformada y coloreada según nuestras necesidades, deseos y sueños.

 

Abrimos al barrio, a la ciudad y al mundo nuestra nueva casa, que queremos llenar de vida y de proyectos. Más que nunca, celebramos que no habrá nunca más un barrio sin Centro Social Seco.   

 

Os damos la bienvenida y os invitamos a que nos ayudéis a llenar de ideas este espacio.
cs-seco-logo-corrala-septiembre